Llámanos y pide tu cita

Llámanos y pide tu cita

Rompiendo el silencio: El Bruxismo y cómo encontrar alivio

El Bruxismo es una condición en la cual una persona aprieta o rechina los dientes de manera involuntaria, especialmente durante el sueño.

Puede ser causado por el estrés, la ansiedad, la alineación incorrecta de los dientes, problemas de la articulación temporomandibular (ATM) u otros factores.

El Bruxismo crónico puede llevar a problemas dentales, dolores de cabeza, dolor en la mandíbula y otros síntomas relacionados.

La toxina botulínica, se utiliza en medicina estética para tratar una variedad de condiciones, incluyendo el Bruxismo.

Cuando se utiliza para tratar el Bruxismo, la toxina botulínica se inyecta en los músculos de la mandíbula para relajarlos y reducir la fuerza del apretamiento o rechinamiento de los dientes. Al debilitar temporalmente los músculos responsables del Bruxismo, la toxina botulínica puede aliviar los síntomas y reducir el desgaste de los dientes, así como los dolores de cabeza y la tensión en la mandíbula.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento con toxina botulínica para el Bruxismo es temporal y generalmente requiere inyecciones periódicas para mantener los resultados. Los efectos suelen durar entre tres y seis meses, después de los cuales se puede requerir una nueva sesión de tratamiento.

Antes de considerar el uso de toxina botulínica para tratar el Bruxismo, es necesario consultar a un profesional de la salud calificado, como un dentista o un médico especializado en medicina estética. Ellos evaluarán tu condición, determinarán si eres un candidato adecuado y te brindarán recomendaciones personalizadas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp