Llámanos y pide tu cita

Llámanos y pide tu cita

¿Qué talla me quedará después del aumento de mamas?


Cuando una paciente llega a Clínica Dr. Arán solicitando una operación de aumento de mamas, una de las preguntas habituales es: ¿doctor, qué talla de sujetador me quedará después de la intervención de aumento de mamas?
Esta pregunta no tiene una respuesta simple, pues el sujetador no es una prenda de vestir rígida, como puede ser una chaqueta, para la cual siempre usamos la misma talla. El sujetador es una prenda con partes elásticas, es decir se puede estirar en cierta medida, y para un mismo volumen de pecho podemos usar varias tallas, dependiendo de si el tejido lo estiramos más o menos.
Además suele tener sistemas de sujeción en varias posiciones, tanto en la cincha del hombro como en el contorno del tórax, que permite usar un mismo sujetador en cuerpos y pechos de varios tamaños.
Todo ello hace que la talla de sujetador no sea una medida exacta para definir el volumen de pecho que quedará tras la intervención de aumento de mamas.
El sujetador tiene dos medidas a tener en cuenta:

  • Lo que es propiamente “la talla”, que es la medida del contorno torácico, justo bajo los pechos, a nivel del surco submamario (en España se mide de 5 en 5 cm, desde la talla 70 a la 120 o más), y
  • La “copa” o cazoleta que se adapta al pecho, que es realmente la medida del volumen mamario. Se denomina con letras, desde la más pequeña, que es la copa A y sucesivamente la B (o intermedia), C, D,… Muchos fabricantes sólo hacen una copa intermedia (la B) para cada talla. En este último caso es difícil encontrar el sujetador adecuado para un determinado pecho, y cuando encontramos uno que va bien de copa, entonces viene grande o pequeño de contorno torácico.
protesis de prueba 2

Por todo lo dicho, en Clínica Dr. Arán decidimos el volumen de pecho que desea la paciente mediante sistemas de simulación.

La paciente se coloca un sujetador, que es rellenado con diferentes tamaños de prótesis mamarias externas, especialmente diseñadas para simular el resultado final que quedaría al colocar la prótesis interna en la operación.

De esta manera visual, tanto el doctor como la paciente se hacen una idea mucho más exacta del tamaño que desea la paciente, que no intentando definir de una manera teórica si va a quedar tal o cual talla de sujetador.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp