Explantación

La retirada de prótesis mamarias, conocida con el nombre de “explantación”, consiste en un procedimiento quirúrgico en el cual se extraen las prótesis mamarias anteriormente colocadas.

Los motivos por los cuales una mujer solicita retirar sus prótesis pueden ser médicos, como por ejemplo: encapsulamiento, ruptura del implante, dolor, inflamación, problemas de espalda; o personales, como por ejemplo: insatisfacción con el tamaño o forma de las mamas, deseo de un cuerpo más natural, sin objetos externos añadidos…

Generalmente, cuando se retiran unas prótesis también debe realizarse una mastopexia, que es la eliminación del exceso cutáneo sobrante, debido al menor volumen del pecho tras la explantación. 

En algunos casos, la mujer portadora de prótesis mamarias acusa un mal estado general, quizás atribuible a estas, y que nos puede hacer sospechar acerca del Síndrome de BII (Breast Implant Illness o Enfermedad de los Implantes Mamarios) que describe una serie de síntomas físicos y/o sistémicos, que pueden incluir fatiga crónica, dolores musculares y articulares, niebla mental, problemas digestivos, cambios en el estado de ánimo… El Síndrome de BII no está reconocido como un diagnóstico médico y no existe consenso científico sobre su existencia o sus causas.

DrAran 114

La intervención

Existen varias técnicas quirúrgicas utilizadas para extraer las prótesis mamarias. Dependiendo de la colocación de las prótesis, de la caída del pecho, de la calidad de los tejidos, se pueden usar unas u otras.

Este tipo de operaciones de cirugía estética se realiza bajo anestesia general.

La explantación de prótesis mamaria deja cicatrices permanentes y visibles en las mamas (en el caso en el que se precise una mastopexia añadida), que al cabo de unos meses de la operación, van disimulándose. El objetivo del cirujano plástico es situar, estas cicatrices, en las líneas naturales del pecho para que sean lo menos apreciables posible y suele ser alrededor de la areola, en la vertical del polo inferior de la mama y, en ocasiones, también otra siguiendo el surco submamario.

Postoperatorio

Al día siguiente de la operación la paciente se puede ir a casa, tras sacar los drenajes y sustituir el vendaje de quirófano por un sujetador tipo deportivo. Este sujetador debe ser utilizado día y noche durante todo el mes siguiente a la intervención.

La primera semana se debe realizar reposo relativo, sin esfuerzos de ninguna clase, sobre todo con los brazos.

A los 5 días del alta, la paciente vuelve a la consulta para revisión y posteriormente una vez por semana durante el primer mes.

En general, la paciente podrá realizar una vida normal a los 4 – 5 días de la intervención (trabajo sin esfuerzo físico) pero la realización de ejercicio físico no será posible hasta el mes de la intervención.

Posibles complicaciones

Los riesgos comunes de cualquier intervención de cirugía estética son: riesgos anestésicos, hemorragias e infección, entre otros.

En el caso de la explantación, aunque el índice de complicaciones es bajo, los principales riesgos son:

  • Cicatriz anormal (hipertrófica o queloide). Es una cicatriz más gruesa de lo normal y que tarda más tiempo en quedar disimulada. En personas de raza negra o pieles oscuras se pueden formar cicatrices hiperpigmentadas. Estas alteraciones pueden necesitar tratamientos correctivos o cirugía secundaria.
  • Disminución temporal o permanente en la sensibilidad del pezón y de la piel de los pechos.
  • Pequeñas asimetrías entre las dos mamas, diferencias de tamaño, de forma y situación de pechos y pezones.
  • Las necrosis cutáneas, que pueden afectar especialmente a la areola, pero también a las zonas de las incisiones quirúrgicas. Internamente, también pueden producirse necrosis grasas y se traducen en zonas que se palpan endurecidas. La necrosis es la pérdida de una zona de tejido, en este caso, debido a falta de riego sanguíneo.

En la Clínica Dr Arán realizamos este tipo de intervención de explantación de prótesis mamaria, una operación cada día más demandada por las mujeres.

Si estás pensando realizarte una intervención en la Clínica del Dr. Arán, te ofrecemos diferentes posibilidades de financiación, alguna sin intereses, para que el precio no sea una preocupación. Así podrás optar a un tratamiento o una cirugía con la máxima calidad y seguridad sanitaria.

¿No puedes venir a nuestras instalaciones? No te preocupes, solicita una videoconsulta online y te atenderemos donde quieras. Solo necesitas un ordenador o un dispositivo móvil con una cámara.
¿Prefieres que te llamemos? Déjanos tus datos y te llamamos cuando quieras para ofrecerte más información sobre la Clínica del Dr. Aran, nuestros tratamientos y nuestras increíbles promociones.
Encuentra toda la información necesaria sobre tu primera consulta en la Clínica del Dr. Arán. Nuestro equipo de profesionales quiere conocerte y ayudarte para que te sientas mejor con tu cuerpo.