Ginecomastia

Ginecomastia o crecimiento de las mamas en hombres, ¿tiene solución?

Algunos hombres experimentan un aumento excesivo de las mamas que produce un efecto antiestético en un varón, y que puede dar lugar a complejos y problemas de autoestima. Se trata de la ginecomastia. Si es tu caso, no te preocupes. Existe una solución médica para tu problema.

La ginecomastia es la afección mamaria más común en hombres, y se estima que puede llegar a afectar hasta a un 40-60% de los varones. Pero a pesar de el gran número de afectados, es un problema médico poco conocido. Y es que para los hombres que la sufren, la ginecomastia es casi un tabú.

Los hombres que padecen ginecomastia experimentan un desarrollo excesivo de las mamas. Es un fenómeno que altera la forma habitual del torso masculino, que presenta un aspecto más femenino de lo normal. De hecho, el término ginecomastia viene del griego, y significa “mamas como las de una mujer”.

La ginecomastia puede afectar a la autoestima de los pacientes. Muchos hombres se sienten acomplejados e inseguros con su aspecto físico. Evitar los vestuarios, las piscinas y la playa es un síntoma característico de los varones que conviven con unas mamas más desarrolladas de lo normal.

Los complejos derivados de la ginecomastia impiden por lo tanto a algunos pacientes llevar una vida completamente normal.

¿Cuáles son las causas de la ginecomastia?

En algunos casos, la ginecomastia es un síntoma de una enfermedad subyacente más grave, como el hipertiroidismo, el hipogonadismo, la cirrosis o algunos tipos de tumor. También puede deberse a los efectos secundarios de algunos fármacos y es común en personas con obesidad.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la ginecomastia no representa ningún peligro para la salud y sus causas son desconocidas.

Durante la pubertad, la ginecomastia llega a afectar al 69% de los varones debido a los cambios hormonales propios de la edad. Hablamos entonces de ginecomastia puberal, que puede durar 1-3 años. Tras ese período, los andrógenos y estrógenos alcanzan los niveles propios de la vida adulta y la ginecomastia desaparece en la mayoría de los casos.

Descartada toda enfermedad, la ginecomastia se suele solucionar fácilmente mediante cirugía estética.

Cirugía para corregir la ginecomastia

La intervención quirúrgica depende del tipo de tejido que esté produciendo el exceso de volumen en la zona. En algunos casos es la glándula mamaria la que sufre un aumento; en otros, se trata de grasa acumulada en la zona. En la mayoría de casos suele presentarse un exceso de ambos.

El tipo de intervención quirúrgica para solucionar el problema puede ser:

  • Liposucción: se lleva a cabo como una liposucción en cualquier otra parte del cuerpo. Está indicada cuando la causa de la ginecomastia es el exceso de grasa.
  • Mastectomía subcutánea: si el tejido causante de la afección es el glandular, se extirpa la glándula a través de una incisión semicircular que sigue el contorno inferior de la areola para que no se note la cicatriz. Puede succionarse la grasa circundante.
  • Mamoplastia de reducción: se lleva a cabo con pacientes con un gran volumen en las mamas, provocado tanto por el desarrollo de la glándula como por la acumulación de grasa. Además de eliminar la glándula mamaria y el exceso de grasa, se elimina la piel sobrante. El procedimiento es el mismo que con las mujeres que desean reducir su volumen de pecho.

El posoperatorio de la cirugía de ginecomastia es por lo general bastante llevadero para el paciente, que en apenas unas pocas horas puede marcharse a casa y reincorporarse al trabajo a los 3-4 días.

Durante unos días tendrás que llevar una faja compresiva que protegerá la zona, y seguir los consejos del cirujano. Tras una semana es recomendable asistir a la consulta para comprobar que todo marcha bien.

Si te sientes incómodo con el aspecto de tu pecho y crees que padeces ginecomastia, una sencilla intervención quirúrgica podría ser la solución a tu problema.

En la Clínica del Dr. Arán somos especialistas en cirugía mamaria. Podemos ayudarte a poner solución a tu problema. Pide cita ahora.

¿Quieres saber qué cuesta este tratamiento?