cirugia-intima

 

Labioplastia

 

La labioplastia o ninfoplastia es un procedimiento quirúrgico de Cirugía Íntima para mejorar el aspecto de los labios genitales femeninos, sin alterar su funcionalidad, reduce el tamaño de los labios menores hipertróficos (demasiado desarrollados) o colgantes y, corrige asimetrías (diferencias de un lado con el otro) o formas demasiado irregulares.

Los resultados de una labioplastia son permanentes. Los labios vulvares tendrán un aspecto más armonioso y agradable, lo que probablemente hará que la mujer se sienta más cómoda y segura.

¿Quiénes son las candidatas para una labioplastia?

Las pacientes que piensan en hacerse una labioplastia son aquellas que no quieren que los labios menores (labia minora) cuelguen o sobresalgan por fuera de los labios mayores (labia majora). Otras mujeres notan un abultamiento voluminoso en los pantalones, el bañador, o simplemente con la ropa interior, que no les gusta, y se resguardan o intentan no usar esta ropa con la que se nota este aspecto. Otro grupo de pacientes que piensan en la labioplastia son deportistas que se quejan de roce molesto en la zona, por ejemplo al correr o hacer ciclismo.

El rango de edad de los solicitantes de estos procedimientos es bastante amplio, y comienza ya en la adolescencia. Las pacientes más mayores, que han tenido hijos, con cierta frecuencia pueden tener labios colgantes y laxitud de los labios y la cavidad vaginal, siendo también unas posibles candidatas para la labioplastia.

Este tipo de cirugías de rejuvenecimiento vaginal como la cirugía de reducción de labios o labioplastia, están siendo cada vez más populares. Pueden existir varias razones para esta tendencia. Una de estas razones puede ser el hecho de que cada vez más mujeres se depilan el área genital y del pubis, con lo cual ahora se ven más estas alteraciones de la forma normal de esta zona. Socialmente el área genital femenina está dejando de ser un tema tabú.

Cuidados post-operatorios

Es normal una pequeña inflamación durante las 2-4 semanas siguientes, con molestias ocasionales en la zona.
La paciente operada de labioplastia deberá guardar reposo relativo durante 24 horas, durante las cuales podrá caminar en casa. En los días siguientes podrá ir retomando sus actividades de manera progresiva.

Se ha de esperar unas 3 semanas antes de hacer ejercicio, y 6 semanas antes de tener relaciones sexuales.
Las cicatrices de la labioplastia son muy pequeñas en todos los casos, y gracias a las excelentes características de cicatrización de los tejidos de la zona, se vuelven prácticamente imperceptibles en poco tiempo.

¿Quieres saber qué cuesta este tratamiento?

LLámanos y pide una cita

93 363 34 78

Te informaremos sin compromiso y podrás despejar todas tus dudas