ginecomastia

 

Ginecomastia

 

El término ginecomastia significa desarrollo excesivo de las mamas en el hombre, adquiriendo un volumen mayor del normal. Es un hecho relativamente frecuente entre los adolescentes, sobre todo, en el periodo de cambio hormonal.

La presencia de una mama desarrollada en exceso en el hombre puede basarse en dos componentes: un aumento localizado de grasa y/o un aumento de la glándula mamaria. Para poder diagnosticar el tipo de ginecomastia que existe, puede ser necesario practicar una mamografía donde se observará el tipo de tejido que se ha desarrollado en exceso.

La intervención

Existen distintas técnicas para solucionar quirúrgicamente este problema y entre las principales destacan 3:

  • Liposucción: se practica cuando lo que provoca el aumento del volumen mamario es un exceso de tejido graso. Este tipo de cirugía estética masculina se realiza con anestesia local y sigue el mismo proceso que otro tipo de liposucción.
  • Mastectomía subcutánea: se practica cuando existe un excesivo desarrollo del tejido glandular pero de un tamaño moderado. Se practica la extracción del tejido a través de una incisión semicircular en el reborde inferior de la areola mamaria. Suele complementarse con liposucción de los bordes para que no queden resaltos.
  • Mamoplastia de reducción: está indicada cuando existen unas mamas de volumen importante, en las que además de haber exceso de tejido glandular y graso también hay exceso de piel. Es la misma intervención que se practica a las mujeres para reducir el volumen mamario.

En los tres tipos de operación se realiza bajo anestesia local con sedación.

Postoperatorio

El paciente puede abandonar la clínica al cabo de pocas horas cuando la sedación haya desaparecido. Las molestias en este tipo de intervenciones son muy leves.

Asimismo, el paciente llevará una faja compresiva tipo “body”, y al cabo de una semana, acudirá a la consulta del cirujano para someterse a un control. Podrá incorporarse a su trabajo al cabo de 3 – 4 días, siempre que no precise hacer esfuerzos importantes. Al cabo de un mes podrá dejar la faja y volver a realizar todo tipo de actividades físicas.

Posibles complicaciones

Los riesgos comunes a cualquier intervención son: riesgos anestésicos, hemorragias e infecciones.

En cuanto a la cirugía de ginecomastia, aunque el índice de complicaciones es bajo, los principales riesgos que existen son:

  • Cicatriz anormal (hipertrófica o queloide). Es una cicatriz más gruesa de lo normal y que tarda más tiempo en quedar disimulada. En personas de raza negra o de pieles oscuras se pueden formar cicatrices hiperpigmentadas. Estas alteraciones pueden necesitar tratamientos correctivos o cirugía secundaria.
  • Disminución temporal o permanente en la sensibilidad del pezón y de la piel de los pechos.
  • Pequeñas asimetrías entre las dos mamas.

En la actualidad, muchas clínicas de estética de Barcelona llevan a cabo intervenciones de ginecomastia en hombres. En Clínica Dr. Arán, realizamos este tipo de intervenciones de cirugía plástica.