eliminacion de verrugas y lunares

Eliminación de Verrugas y Lunares

Para la eliminación de verrugas y lunares, dependiendo del tipo de lesión y la profundidad que alcance a nivel cutáneo pueden practicarse dos técnicas:

Electrocoagulación para lesiones superficiales. Se quema la lesión, formándose en unos pocos días una costrita. En 1 a 2 semanas la costrita se cae y queda debajo la piel nueva. Con el tiempo suele quedar una pequeña señal de un tono algo más claro que la piel circundante, pero que en todo caso queda mucho más estético que la lesión inicial.

Extirpación quirúrgica para lesiones más profundas. En este caso para eliminar la lesión hay que llegar a planos más profundos, y el defecto que queda debe cerrarse con puntos de sutura. Por tanto, queda una pequeña cicatriz.

Existen otras técnicas para quitar verrugas y lunares, por ejemplo la congelación mediante nitrógeno líquido o la extirpación con láser, pero en definitiva no son más que diferentes formas de coagulación tisular, es decir, quemadura de la lesión.

Los lunares y manchas de la piel suelen ser benignos en su mayoría y tan sólo una mínima cantidad pueden ser lesiones malignas. Si el médico observa algún signo de malignidad (irregularidad de los bordes, distribución irregular de la coloración, modificación brusca del tamaño, picor o dolor a la palpación) aconsejará hacer un estudio microscópico o biopsia para descartar un melanoma u otra tumoración maligna.

En cuanto a las verrugas, es un término coloquial que se usa tanto para las verrugas víricas, que son contagiosas, como para lesiones de la familia de los lunares, lo que técnicamente se denomina nevus verrucoso que no es contagioso.

LLámanos y concierta una cita al

93 363 34 78

Te informaremos sin compromiso y podrás despejar todas tus dudas