Aumento de Gluteos

 

La gluteoplastia de aumento o aumento de glúteos es una intervención quirúrgica indicada en personas con nalgas caídas o con poco volumen (glúteos planos). En glúteos con bastante flacidez cutánea puede ser necesario asociar una intervención de estiramiento cutáneo (lifting de glúteos).

Esta intervención se efectúa con anestesia epidural o general.

Aumento de Glúteos con Prótesis

Cuando la paciente es muy delgada y no tiene zonas dadoras de grasa, la técnica que habitualmente se utiliza para conseguir el aumento de volumen de los glúteos es la de implantar una prótesis de silicona. El implante de glúteo se introduce practicando una incisión, de 5 cm aproximadamente, en la parte superior del surco que hay entre ambos glúteos. La cicatriz queda oculta en la profundidad del surco interglúteo. Se coloca bajo el músculo una prótesis de gel de silicona especialmente diseñada para el glúteo. Comparativamente, respecto a las prótesis de mama, contiene un gel de silicona mucho más cohesivo (denso) y con una forma adaptada a la anatomía del glúteo.

Los riesgos y posibles complicaciones de esta intervención son muy parecidos a los de la intervención de aumento de mamas.

Aumento de Glúteos con Grasa

También es posible utilizar técnicas de relleno en los glúteos con grasa del mismo paciente. Esto supone disponer de una zona donante de grasa en la que se extraería mediante una liposucción. El injerto de grasa es una técnica en que la supervivencia de dicha grasa puede no ser total, por lo que el aumento conseguido es variable (de entre el 70 al 100 % del volumen implantado).

El aumento de glúteos para conseguir la denominada forma de “nalgas brasileñas” es un procedimiento que cada vez se está demandando más. En aquellas pacientes en que se puede obtener el relleno mediante extracción de su propia grasa en otras zonas, ésto supone una mejoría adicional del contorno corporal.

Así, mediante una liposucción se extrae grasa de zonas donde hay exceso, y esa misma grasa se implanta en las nalgas, que pueden ser conformadas al gusto de la paciente. . Con esta combinación de procedimientos de contorno corporal, el Dr. Arán puede redistribuir la grasa del paciente para una obtener una figura más deseable. El doctor Arán adapta sus procedimientos de liposucción e implante de grasa para reflejar las metas estéticas de cada paciente individual, en función de si desea unas curvas más acentuadas o no tanto.

El Dr. Arán utiliza la liposucción para eliminar el exceso de grasa de áreas como la cintura, el abdomen o las caderas. A continuación se trata esta grasa mediante procedimientos de filtrado y purificación, y se implanta, sobre todo, en la porción media y superior de las nalgas, para darles una forma más redondeada.

La intervención transforma los “michelines” de la cintura y el abdomen, y las nalgas planas, en una cintura estrecha, un vientre plano y las nalgas con un mayor volumen y una forma más estética. También se puede implantar grasa para rellenar las zonas laterales de los glúteos, que en ocasiones están deprimidas o hundidas.

¿Cómo es la nalga perfecta?

La forma ideal de las nalgas es variable en función de las culturas y las modas, pero en general se suele apreciar como estéticamente deseable unas nalgas firmes y redondeadas. Ello supone una visión de frente en la que no se aprecia un pliegue que defina dónde empieza y dónde acaba la nalga, tanto a nivel superior como inferior. El pliegue subglúteo apenas se marca unos centímetros a nivel de la cara interna de los muslos, y existe una separación entre los dos muslos, observándose un triángulo libre entre éstos y la zona vulvar.

En la visión de perfil de la nalga se observa una forma redondeada igual de llena tanto en su porción superior como inferior. La nalga brasileña suele tener una forma “respingona”, con bastante volumen en su parte superior.

La falta de firmeza  de la zona de los glúteos hace que éstos vayan cayendo y, en mayor o menor grado, van perdiendo volumen de la porción superior y ganándolo en la inferior, con lo que el pliegue subglúteo se va marcando cada vez más lateralmente. Esto puede ser corregido, hasta cierto punto con esta intervención, pero el candidato ideal es el/la paciente con nalgas planas o con poco volumen, pero que no están caídas.

El uso de materiales sintéticos de relleno en glúteos, por infiltración, es decir sin estar contenidos dentro de una prótesis, no son aconsejados por la mayoría de cirujanos plásticos para un aumento de glúteos, sobre todo en el caso de que sean materiales permanentes. Se ha comercializado un material reabsorbible, el ácido hialurónico altamente reticulado (Macrolane®), con indicación específica para aumento de glúteos y aumento de mamas. Este tratamiento, que sólo conseguía volúmenes pequeños, que duraban menos de un año, y cuyo coste era sólo un poco menor que otros procedimientos quirúrgicos, prácticamente ya no se utiliza, e incluso en Francia ha sido prohibido.

En la Clínica Dr. Arán  encontrará un amplio abanico de tratamientos de estética. Somos una de las clínicas de estética en Barcelona más demandadas por los clientes gracias a nuestro buen hacer profesional y experiencia en medicina estética.