abdominoplastia

 

Abdominoplastia

 

En Clínica Dr. Arán, llevamos a cabo todo tipo de intervenciones, entre ellas la abdominoplastia. El abdomen es una de las zonas que más se resiente con los embarazos y con los cambios de peso corporal, apareciendo, con frecuencia, estrías, flacidez, depósitos de grasa resistentes al régimen alimentario y separación de la musculatura abdominal.

clinica-dr-aran-cirugia-y-medicina-estetica-abdominoplastia-02La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico que elimina el exceso de piel y tejido graso del abdomen medio y bajo (dermolipectomía abdominal), y que tensa los músculos de la pared abdominal (plicatura de rectos). La abdominoplastia no es un tratamiento quirúrgico del sobrepeso.

Los candidatos ideales para someterse a una abdominoplastia son aquellas personas que tienen una silueta relativamente correcta, pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen que no mejora a pesar de hacer dietas o ejercicios físicos. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial.

Las personas con sobrepeso u obesidad que tienen intención de perder peso deben posponer cualquier clase de cirugía del contorno corporal hasta que estabilicen su peso.

La intervención

Normalmente se utiliza anestesia general. La abdominoplastia se practica a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

A continuación, se separa la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar las costillas, exponiendo los músculos abdominales. Estos músculos son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante es extirpada; el ombligo se coloca en su nueva posición.

clinica-dr-aran-cirugia-y-medicina-estetica-abdominoplastia-01La cicatriz resultante se localiza a nivel abdominal por encima del pubis, ampliada lateralmente en una longitud que dependerá de la cantidad de piel a resecar. No obstante, esta cicatriz queda relativamente disimulada ya que se esconde por debajo de la línea del bikini. También queda una cicatriz, internamente, alrededor del ombligo.

Hay varias técnicas diferentes de abdominoplastia. Puede combinarse con otras formas de cirugía del contorno corporal incluida la liposucción, o puede realizarse al mismo tiempo que otras cirugías electivas.

 

 

Postoperatorio

Al día siguiente de la operación el paciente se puede ir a casa, tras sacar los drenajes y sustituir el vendaje de quirófano por una faja tipo “body”. Esta faja debe ser utilizada día y noche durante todo el mes siguiente a la intervención.

A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, el paciente deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible.

La vuelta a la normalidad puede llevar de unas semanas a unos pocos meses. Si el estado físico del paciente previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Algunas personas vuelven a su trabajo en 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación. Los ejercicios fuertes deben evitarse hasta que uno se sienta cómodo.

Posibles complicaciones

Los riesgos comunes a cualquier intervención son: riesgos anestésicos, hemorragias e infección.

En cuanto a la abdominoplastia, aunque el índice de complicaciones es bajo, los principales riesgos son:

  • Cicatriz anormal (hipertrófica o queloide). Es una cicatriz más gruesa de lo normal, y que tarda más tiempo en quedar disimulada. En personas de raza negra o pieles oscuras se pueden formar cicatrices hiperpigmentadas. Estas alteraciones pueden necesitar tratamientos correctivos o cirugía secundaria.
  • Disminución temporal o permanente en la sensibilidad en la zona suprapúbica.
  • Seroma o acúmulo de líquido entre la piel y la pared abdominal.
  • La necrosis cutánea que pueden afectar principalmente a la piel por encima de la cicatriz suprapúbica. La necrosis es la muerte de una zona de tejido, en este caso, debido a falta de riego sanguíneo. Esto se puede resolver, pero hace más lenta la recuperación post-operatoria
  • Trombosis venosa en las piernas y complicaciones pulmonares por embolismo.

Infórmate en nuestro centro de cirugía estética acerca de los tratamientos de abdominoplastia y de sus precios.

 

clinica-dr-aran-cirugia-y-medicina-estetica-abdominoplastia-03

clinica-dr-aran-cirugia-y-medicina-estetica-abdominoplastia-04clinica-dr-aran-cirugia-y-medicina-estetica-abdominoplastia-05