aqualix

Aqualyx Reduce la Grasa Localizada sin Necesidad de Cirugía

Cuando una persona tiene un exceso de grasa corporal localizada en determinadas zonas del cuerpo, ésto no tiene por qué ser sinónimo de sobrepeso.

Existen casos en los que el Índice de Masa Corporal es adecuado a  las características personales del individuo (peso, altura, edad), y sin embargo, cuenta con áreas en las que se acumula un exceso de tejido adiposo.

Hasta hace no mucho tiempo, la única solución que existía para librarse de estas incómodas y antiestéticas regiones, era la liposucción, pero no debemos olvidarnos que es una técnica quirúrgica y no todo el mundo está dispuesto a pasar por el quirófano.

 

Aqualyx, la Nueva Solución

La composición del Aqualix (o solución de Motolese) es ácido desoxicólico, el cual altera físicamente la membrana celular, provocando la destrucción de células grasas.

La técnica que se utiliza para aplicar el Aqualix en estas zonas rebeldes se conoce como Intralipoterapia y consiste en inyectar Aqualyx en aquellas partes que consideremos susceptibles de reducción. Esto provocará una disolución de la grasa, que será posteriormente eliminada por los mecanismos naturales del organismo, tales como el sistema linfático o las vías urinarias.

Cabe recordar que es una que puede causar leves molestias, que no requiere de baja médica ni anestesia, ya que inmediatamente después del tratamiento, el paciente se puede incorporar a su rutina habitual. Sin embargo, es realmente importante que la intralipoterapia sea efectuada por personal médico cualificado para tal fin.

 

Efectos Visibles desde el Primer día

La técnica comienza a hacer visibles sus resultados a partir de la primera sesión, que dura aproximadamente 30 minutos, siendo lo habitual repetir de 2 a 5 veces el tratamiento en función de cada caso particular. De todas formas siempre debe existir un mínimo de tres semanas entre cada una de ellas. Sus efectos son duraderos en el tiempo.

Las zonas más habituales a tratar con Aqualyx son, las famosas cartucheras, el abdomen, los muslos, brazos y también se puede aplicar en zonas de la cara como la papada o las partes posteriores de la espalda. No es una técnica que sustituya a la liposucción, pues sólo está indicada en acúmulos de grasa pequeños.

Si eres de los que no te gusta pasar por el quirófano pero te encantaría deshacerte de esa zona adiposa con la que no estás muy conforme, Aqualyx puede ser tu respuesta.