Llámanos y pide tu cita

Llámanos y pide tu cita

Aumento de pecho y lactancia

Todo lo que se debe saber sobre el aumento de pecho y la lactancia

Son muchas las mujeres que han pasado o pasarán próximamente por el quirófano para colocarse implantes de silicona es decir: un aumento de pecho. Muchas lo harán después de haber tenido hijos, pero también hay mujeres que deciden dar este paso antes de convertirse en madres.

Es por ello que cuando deciden tener un bebé, suele surgir una gran cantidad de dudas acerca de que ocurrirá si quieren dar el pecho a su bebé, teniendo estos implantes mamarios.

Una de las dudas más extendidas se refiere a la supuesta imposibilidad de que las madres con prótesis mamarias puedan dar el pecho a sus hijos.

Al contrario de la creencia popular, las mujeres con prótesis mamarias podrán amamantar a sus hijos ya que, por lo general, las prótesis suelen colocarse tras el músculo del pecho, con una cicatriz que quedaría en la parte inferior el mismo, por lo que la intervención no afectaría, en principio, ni a los conductos mamarios ni el propio pezón.

No obstante, aunque la prótesis se coloque delante del músculo (es decir, subglandular), o se coloque por vía areolar, tampoco afecta a la lactancia.

A este respecto, cabe señalar que la calidad de la leche materna de una madre con prótesis mamarias no disminuirá en comparación con mujeres que no tengan ningún tipo de prótesis, ya que los componentes de silicona de las prótesis no afectarán a la lactancia. La calidad de la leche materna es algo relativo, incluso en gran parte de los casos, las madres sin prótesis mamarias utilizan leche artificial como complemento alimenticio para sus hijos.

Esto demuestra que la falta de cantidad y calidad de leche materna durante la lactancia no es algo que se deba de forma exclusiva a los implantes de silicona, aunque en algunos casos sí que se pueden registrar una disminución en la producción de leche, pero no la incapacidad total para la lactancia.

Por otra parte, cuando una mujer está embarazada y da a luz, su pecho se verá afectado en cuanto a tamaño y forma, pudiendo incluso deformarse en algunas ocasiones.

Esto puede ocurrir también cuando se tienen implantes, por lo que hay mujeres que deciden hacerse una nueva cirugía de reconstrucción después de amamantar a sus hijos o posponer la intervención para después de la época de lactancia.

En cuanto a los tiempos estipulados con respecto a la cirugía de aumento de pechos y la lactancia, es necesario tener en cuenta que es recomendable esperar alrededor de 3 a 6 meses para quedar embarazadas tras la colocación de los implantes.

En caso de querer realizar la intervención después de tener un hijo, hay que esperar un tiempo mínimo de 3 a 6 meses después de terminar de amamantar al bebé.

Estos márgenes de tiempo son relativos, dependiendo de la evolución postoperatoria de cada paciente.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp