Aumento de Mamas

La mamoplastia de aumento o aumento de mamas es una intervención quirúrgica destinada a aumentar el tamaño de las mamas por una serie de motivos:
La forma y el tamaño de las mamas previas a la cirugía pueden influir tanto en el tratamiento recomendado como en el resultado final. Si las mamas no tienen el mismo tamaño o forma antes de la cirugía (asimetría mamaria), es poco probable que sean completamente simétricas después.
aumento de mamasaumento de mamas

La intervención

El aumento de las mamas se consigue introduciendo una prótesis o implante de mama, ya sea detrás del tejido mamario (subglandulares), debajo del músculo pectoral (submusculares), o debajo de la fascia del músculo pectoral (subfasciales).

Las incisiones se realizan de forma que las cicatrices resulten lo menos visibles posible, habitualmente en el surco inferior de la mama, alrededor de la parte inferior de la areola o en la axila. El método de implantación y la posición de la prótesis dependera de las preferencias del paciente, de su anatomía y de la recomendación de su cirujano.

La intervención se realiza normalmente bajo anestesia general, con un ingreso en clínica de 24 horas.
Aumento de mamas
aumento de mamasaumento de mamas
aumento de mamasaumento de mamas
aumento de mamasaumento de mamas
aumento de mamasaumento de mamas
aumento de mamasaumento de mamas
aumento de mamasaumento de mamas

Tipos de prótesis

Existen varios tipos de prótesis de mamas:

Postoperatorio

Al día siguiente de la operación de aumento de pecho, la paciente se puede ir a casa, tras sacar los drenajes y sustituir el vendaje de quirófano por un sujetador tipo deportivo. Este sujetador debe utilizarse día y noche durante todo el mes siguiente a la intervención.

La primera semana la paciente debe realizar reposo relativo, sin hacer esfuerzos de ninguna clase, sobre todo con los brazos.

A los 5 días del alta, la paciente tiene que volver a la consulta para una revisión y, posteriormente, tiene que acudir una vez por semana durante el primer mes.

En general, la paciente podrá realizar una vida normal a los 4 – 5 días de la intervención (trabajo sin esfuerzo físico), pero no podrá realizar ejercicio físico intenso hasta el mes de la intervención.

cirujano experto

Posibles complicaciones

En una paciente joven y sana el riesgo de posibles complicaciones en una intervención de aumento de mamas es muy bajo.

Dentro de la rareza, la complicación más frecuente de la mamoplastia de aumento es la denominada retracción capsular, contractura capsular o encapsulamiento, que da lugar a una sensación de firmeza y dureza poco natural del pecho. Dependiendo del grado de severidad puede solucionarse con tratamientos locales o puede requerir una reintervención quirúrgica.

Otras posibles complicaciones locales son hematomas, infección, intolerancia de suturas, pérdida de sensibilidad, etcétera, que requerirán el tratamiento adecuado, y que generalmente, se solucionan sin dejar secuelas permanentes.

Preguntas Frecuentes

El dolor es una sensación molesta, subjetiva y no se puede medir de manera objetiva. Además, ante un estímulo doloroso de la misma intensidad, cada persona lo percibe en mayor o menor grado, dependiendo de lo que se llama “el umbral del dolor”, es decir el nivel de intensidad del estímulo que resulta doloroso.

En general, la operación de aumento de pecho no es muy dolorosa, y hay una mejoría muy importante tras la 1ª semana postoperatoria. Si se coloca la prótesis debajo del musculo, la molestia es mayor y la recuperación más lenta

Depende de la actividad física que se haga en el trabajo y de si la técnica de aumento de pecho es submuscular o subglandular. La recuperación más rápida sería en un trabajo sedentario y técnica subglandular, y sería aproximadamente 1 semana. Para un trabajo de esfuerzo y técnica submuscular la recuperación podría ser de un mes

Es recomendable no hacer ejercicio físico intenso hasta que pasen unos 2 meses, y empezando de una manera progresiva y viendo como responde la zona de los pechos. Si al empezar a hacer deporte, notamos molestias, conviene esperar un poco más.
Durante el primer mes después de la operación de aumento de pecho no es conveniente tomar el sol, debido a que el calor aumentará la inflamación de la zona. A partir de entonces se podría ir a la playa tomando el sol un ratito y refrescando a menudo con baños en el agua
Tras una operación de aumento de pecho no es recomendable dormir boca abajo, y el plazo suele ser de un año aproximadamente. Durante el primer mes incluso el dormir de lado es molesto. De todas formas, dormir boca abajo no es una buena posición para dormir, si queremos cuidar la buena salud de nuestra espalda
Hay médicos que no aconsejan a sus pacientes las prótesis anatómicas por el riesgo de que se giren. La prótesis redonda aunque se gire no va a cambiar su forma, sin embargo una prótesis anatómica que se gira puede cambiar radicalmente la forma del pecho. La técnica quirúrgica para la implantación de prótesis anatómicas precisa de la creación de un bolsillo (espacio que se despega para alojar la prótesis) muy ajustado a las dimensiones de la prótesis. También es importante elegir un tipo de rugosidad de la cubierta de la prótesis que permita que ésta se adhiera a la cápsula que se va a formar. Teniendo en cuenta estos detalles, el riesgo de que se gire es mínimo.
Si es intenso puede llegar a romper la prótesis de mama. Hace poco me llegó una paciente que le cayó una caja pesada de punta y rompió la prótesis, aunque era una prótesis antigua, que quizá ya tenía menos resistencia. Si es un golpe menos intenso no tiene porqué afectar a la prótesis, que está fabricada con un material bastante resistente.
El concepto de rechazo se utiliza para trasplantes de órganos. Las prótesis artificiales implantadas en el organismo no se rechazan, el organismo las detecta como un cuerpo extraño y fabrica un tejido cicatricial a su alrededor que las aísla. En el caso de las prótesis de mama a este tejido se le llama cápsula, y es como una fina membrana que envuelve a la prótesis. Si esta capsula se fabrica muy gruesa, comprime a la prótesis y le da un tacto duro y sin movilidad. A esto se le llama encapsulamiento o contractura capsular, y es lo que algunas personas entienden como “rechazo de la prótesis”

La silicona es un material radiopaco, lo que quiere decir que los rayos x de la mamografía no nos permiten visualizar correctamente parte del tejido mamario que es tapado por la prótesis. Pero este cierto grado de dificultad no quiere decir que no se pueda explorar la mama en su totalidad. Para ello, se hacen varias proyecciones con la mamografía, y ésta se puede complementar con una ecografía mamaria, que también es un excelente método de diagnóstico.

No es cierto que la técnica submuscular facilite más la visualización de la mama con la mamografía. Con cualquiera de las técnicas la glándula mamaria siempre está por encima de la prótesis.

Esta preocupación es muy frecuente entre las mujeres que se plantean una operación de aumento de pecho o en las que ya están operadas y quieren ser madres. No existe ningún estudio científico que contraindique la lactancia en pacientes portadoras de prótesis mamarias de silicona, independientemente de la posición en que esté alojado el implante. Las pacientes operadas podrán lactar posteriormente, a no ser que algún problema ajeno a la intervención lo impida.
Si los implantes son lisos sí que se aconseja el automasaje para prevenir el encapsulamiento. Con las modernas prótesis de texturado rugoso, que se adhieren al tejido, está contraindicado el masaje, pues dificultaría esta adherencia, perdiendo el beneficio que la rugosidad aporta en la prevención del encapsulamiento. Para el tratamiento precoz del encapsulamiento se indican los ultrasonidos.
Depende de cada médico. Yo me inclino por dejarlos, pues así no se retienen los liquidos y sangre que van soltando los tejidos. La sangre es un tejido irritante que puede favorecer el encapsulamiento. Normalmente se dejan 12 a 24 horas, y la paciente ya sale del hospital solo con un sujetador adaptado para la intervención de prótesis de mama

¿Necesitas financiación?

Si estás pensando realizarte una intervención en la Clínica del Dr. Arán, te ofrecemos diferentes posibilidades de financiación, alguna sin intereses, para que el precio no sea una preocupación. Así podrás optar a un tratamiento o una cirugía con la máxima calidad y seguridad sanitaria.

¿No puedes venir a nuestras instalaciones? No te preocupes, solicita una videoconsulta online y te atenderemos donde quieras. Solo necesitas un ordenador o un dispositivo móvil con una cámara.
¿Prefieres que te llamemos? Déjanos tus datos y te llamamos cuando quieras para ofrecerte más información sobre la Clínica del Dr. Aran, nuestros tratamientos y nuestras increíbles promociones.
Encuentra toda la información necesaria sobre tu primera consulta en la Clínica del Dr. Arán. Nuestro equipo de profesionales quiere conocerte y ayudarte para que te sientas mejor con tu cuerpo.
PIDE CITA